Explicación Hipocondría

 

Podemos definir muy brevemente la hipocondría como un trastorno por la que la persona cree de forma infundada que padece alguna enfermedad grave.

 

No obstante, la preocupación infundada por tener una enfermedad grave de forma puntual o temporal no justifica en si el diagnóstico del trastorno. En la población general, se da pensamientos puntuales o temporales asociados a padecer una enfermedad o trastorno en concreto, sobre todo en periodos de estrés, malestar, preocupación, etc. lo cual no es significativo para el diagnóstico d eeste trastorno, entraría dentro de lo frecuente o «normal». Se necesitan al menos seis meses con el cuadro de preocupaciones y conductas motoras que conlleva este trastorno.

 

La prevalencia en la población general es de entre el 1 y el 5%. Entre los pacientes ambulatorios de asistencia primaria la prevalencia oscila entre el 2 y el 7%.
Warwick y Salkovskis, en 1990, describen muy bien cómo se gesta y desarrolla la Hipocondría de forma general (como en todos los modelos explicativos).

 

Ellos hablan de Experiencias previas (educación en la precaución por contraer enfermedades que suele ocurrir en la infancia-adolescencia) como hipótesis de origen que conlleva a la creación de supuestos disfuncionales a modo de pensamientos. Éstos permanecerían de forma latente en el sujeto y son activado ante un incidente crítico, como algún acontecimiento en el entorno cercano del sujeto (detección de alguna enfermedad de una persona cercana, fallecimientos, etc.). A partir de ahí, aparecería el cuadro hipocondríaco que incuye auto observación, visitas cnstantes al médico, búsqueda de información a través de internet, activación fisiológica, pensamientos ansiógenos relacionados con un problema asociado a la salud, malestar, etc.

Son muchas las estrategias utilizadas para el afrontamiento de este trastorno, se proponen algunas Estrategias de intervención.

 

Para las preocupaciones por la enfermedad:
1. Explicación del modelo de Warwick y Salkovskis.
2. Definición detallada del contenido de la preocupación: detallar qué función cumple en su vida esta preocupación.
3. Distinguir entre “preocupación adaptativa y desadaptativa».
4. Reestructurar los pensamientos automáticos negativos.
5. Identificar las emociones asociadas a estos pensamientos negativos.
6 Identificar las conductas de evitación (activas y pasivas) y su relación con los pensamientos negativos.
7. Explicar el papel funcional de las conductas en el mantenimiento de los síntomas: las conductas mantienen la credibilidad en los pensamientos negativos.
8. Exposición in vivo a los síntomas corporales con reinterpretación del significado de los mismos.

hipocondria

Para las conductas de evitación activas:
 1. Disminuir gradualmente todas las conductas de evitación activas: tomarse la temperatura, la tensión, el pulso, meterse en la cama, tomar medicación paliativa, hacer dieta, etc., analizar las consecuencias.
2. Disminuir gradualmente todas las conductas de auto observación y auto inspección propias y con las demás: mirarse los bultos, las alteraciones de la piel, repasar la cabeza de los niños, palpar los bultos a la pareja, etc. Establecer claramente la relación pensamiento negativo-conducta hipocondriaca-consecuencias, mantenedora del problema.
3. Disminuir gradualmente todas las conductas de búsqueda de información y de consultas a médicos.
4. Distinguir entre conductas saludables y que pueden prevenir la aparición de enfermedades y conductas irracionales y desadaptativas que solo contribuyen al problema hipocondríaco y no tienen ningún efecto sobre su salud física.
Por: Psicólogos en Badajoz